Skip to main content

Crear una página web o una tienda virtual dejó de ser la construcción de un sitio aislado para convertirse en un punto de venta o una sucursal en el mundo online totalmente integrado, que facilita el acceso de usuarios de todo el mundo y en donde además, se realizan importantes conversiones para las marcas. Si estás pensando en crear o actualizar tu sitio web, te encontrarás con una amplia oferta de servicios en el mercado de agencias, freelancers y hasta practicantes muy “pilos”, que te ofrecerán sus mágicas habilidades, aquí te dejamos algunos tips para antes y después de seleccionar a tu proveedor de desarrollo web que te servirán para poner en marcha tus ideas.

Piensa en este desarrollo como la construcción de una casa

  1. Define cuál es la acción principal que deseas que hagan los usuarios en tu sitio web

    Definir cómo quieres recibir de vuelta la inversión que realizarás en la creación de tu sitio web; te permitirá entender rápidamente si deseas una página web o una tienda online, porque mientras la primera te permitirá brindar una aterrizaje de información y punto de contacto con tus clientes potenciales, la segunda te permitirá generar transacciones directamente en el sitio, esto es clave para iniciar con la búsqueda de tu proveedor de desarrollo web, en el ejemplo de la casa, piensa en lo que deseas que haga tu cliente potencial antes de salir de ella, llevó el teléfono para llamarte, te dejó un mensaje en el buzón, te compró un producto, recibió asesoría, recibió una “muestra gratis”.

  2. Define el contenido que quieres ver en tu sitio web

    Construye todo el proyecto en “papel”, desde cuáles son los espacios de la casa hasta cuál será la decoración. En este punto defines categorías que agruparán tus temas y eso se traduce en mapa de navegación del sitio web, cuando el proyecto se ponga en marcha tendrás la asesoría de tu desarrollador web que evitará que construyas un laberinto en vez de una casa, también definirás referentes visuales, estética del contenido y tono de comunicación con el que harás propia y le darás identidad a tu sucursal en el mundo online.

  3. Ten claridad sobre el estado de tu nombre de sitio, alojamiento y demás aspectos técnicos

    Las buenas prácticas en todo lo que involucra el desarrollo web, son vitales para la proyección de una marca, ten claridad sobre el nombre de tu dominio (el nombre que inicia por www) en dónde se encuentra alojado, si tienes certificado de seguridad (el candadito que está justo antes del nombre) si tienes o no hosting (en donde se ponen los archivos del sitio web) y sobre todo si tienes acceso directo a toda esta información; la fila de marcas que “perdieron contacto” con su desarrollador web es larga y eso significa que las escrituras no están a tu nombre.

  4. Pide referencia de los sitios antes desarrollados por el posible proveedor

    Al reunirte con tu posible proveedor, recibirás una asesoría que le dará forma a tus ideas, el siguiente paso es “comprobar” la información que te ha dado a través de los referentes que pueda mostrarte sobre su ejecución. De esa manera lograrás hacerte una idea de su especialidad, estilo, método y tasa de éxito de sus proyectos.

  5. Selecciona al que más entienda tu marca

    Confiando en que ya tienes un abanico de posibilidades que te brindan confiabilidad, experiencia, respaldo, precio justo, garantía y buenas prácticas; nuestro consejo es: selecciona al que más entienda tu marca. Cuando tu posible proveedor no solo se emociona con el proyecto, si no que entiende tus ideas y además las engrandece, vas a recibir valor agregado, es el amor que entrega una persona cuando hace lo que le apasiona.

Ahora que empieza a construirse tu casa

  1. Involúcrate en el proceso de desarrollo

    Planea con tu proveedor, algunas visualizaciones de la obra en al fase que sea conveniente, “planos”, “aplanamiento”, “obra gris”; es decir, montaje de identidad corporativa, montaje de contenido, creación de carro de compras, esto te brindará seguridad sobre fechas de entrega, pero sobre todo te dará ilusión con la puesta al aire, proyección, campañas de lanzamiento, etc.

  2. Comprueba que todos los recursos utilizados en el desarrollo del sitio tengan licencia

    Aunque hace parte de las buenas prácticas que ya vienen con tu elección de proveedor de desarrollo web, se nos es necesario recalcarlo por su importancia, esto es: compra de plantillas actualizadas y con buena puntuación, tales plantillas incluyen los plugins o módulos necesarios para su funcionamiento, si tu proyecto requiere algunos adicionales, igualmente verifica que cumplan con el mismo requisito.

  3. Mejora el contenido que requiere actualización

    Si al montar el contenido en el sitio, notas que el estilo ya no se ve igual a lo que tu marca comunica actualmente o no tiene una estética similar a la del sitio elegido, no dudes en crear nuevo, las marcas que constantemente innovan tienen mayor posibilidad de abordar nuevos públicos y como se dice por ahí: “El que cree en la ganancia, cree en la inversión”.

  4. Haz pruebas como lo harían tus usuarios

    La experiencia definitiva es la que vive el usuario que llega por primera vez a tu sitio, por esto se hace necesario que las pruebas de lanzamiento se realicen de la misma forma, quizá sea necesario invitar a un tercero que tenga un consumo en internet, similar al de tu cliente potencial, esto permitirá clarificar algunos términos o simplificar algunos procesos que faciliten la experiencia del usuario. Si la tuya es tienda virtual, no olvides realizar una compra real, finalizando el proceso de pago, alistamiento y entrega del producto.

  5. Ponle gasolina a la máquina

    Lanzar el sitio web es solo el principio, la entrada a un mundo digital que desconoce tu marca y toda la información sobre ti, por eso es importante que tengas claros los objetivos de las fases siguientes que deben iniciar lo antes posible. En este punto debes pensar en estrategias que den resultados a corto plazo usando herramientas SEM y en estrategias que den resultados a largo plazo usando herramientas SEO, así como redes sociales, partner que puedan recomendarte y todos los canales que tu marca esté explorando.

En conclusión, nuestra recomendación es hacer muy propio el proyecto, salir del “yo no entiendo de eso” y descubrir que el lenguaje online ha sido adaptado para que propietarios y consumidores lo usemos de forma intuitiva facilitando algunos procesos y beneficiando el retorno de inversión de tantas compañías en el mundo a costos significativamente más bajos en comparación a los canales tradicionales.

Si quieres tenernos en cuenta a la hora de elegir tu proveedor de desarrollo web, no dudes en escribirnos, será un gusto conocer tu marca.

Isabel Duarte

Author Isabel Duarte

More posts by Isabel Duarte

Leave a Reply

Close Menu

All rights reserved Salient.